Corte 2. Diferencia Entre Potabilizacion y Depuracion del Agua

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Corte 2. Diferencia Entre Potabilizacion y Depuracion del Agua

Mensaje  Ayala Muñoz Alexis el Jue Oct 06, 2011 1:16 am

Potabilización del Agua.

Cloración es el nombre que se da al procedimiento para desinfectar el agua más comúnmente usado, utilizando el cloro o algunos de sus derivados como los hipocloritos de sodio o de calcio. En los abastecimientos de agua potable se emplea el gas cloro mientras que para abastecimientos medianos o pequeños se utilizan hipocloritos.
El proceso mas sencillo de esterilización y barato es la cloración, la acción del cloro es de poca profundidad y las partículas en suspensión la dificultan. Punto crítico de cloración, si en la cloración sobrepasa el mínimo de cloro, se habla de cloración crítica, dañina para la salud y causante de enfermedades tales como cáncer.
Irradiación Ultravioleta, por medio de una lámpara de cuarzo llena de vapor de mercurio, se pueden producir rayos ultravioleta. Estos rayos matan a las bacterias, desintegrándolas.
Ozonización, el ozono en contacto con sustancias oxidables se descompone rápidamente en oxígeno naciente y oxígeno diatómico inactivo. El primero destruye la materia orgánica.
Si el agua no se encuentra muy cargada de materias en suspensión, puede bastar un filtrado como única depuración. Para cantidades pequeñas se fabrican filtros portátiles que pueden transportarse con todos sus accesorios.
Los filtros de arenas y multimedios minerales son lentos y poseen cierta acción eliminadora de bacterias pero necesitan mucho espacio para la purificación de aguas fluviales. Estos filtros retienen tierra, arena y algunas impurezas, pero dejan pasar algunos microorganismos y las sustancias químicas disueltas.
Filtros de carbón activado: Empleado como material filtrante elimina olor, sabor y color del agua.
Depósitos de decantación: se emplean en la purificación previa de aguas muy sucias, por ejemplo, corrientes superficiales haciéndolas pasar antes, en caso necesario, a través de rejillas y desarenadores.
Las plantas de filtración para agua potable, utilizan un tratamiento de agua que se compones de Filtro Multimedia, Filtro de carbón activado, Suavizadores, Filtración por Osmosis Inversa y Desinfección.
El agua recibe varios tratamientos para eliminar los microorganismos y sustancias químicas dañinas, que causan serias enfermedades en los seres humanos, evitar que tenga color, olor y sabor desagradables, disminuir el efecto corrosivo que daría los utensilios de cocina, bloquea las tuberías y hace que las cañerías se dañen rápidamente.
Para equipar debidamente las plantas de tratamiento de agua y las estaciones accesorias de bombeo con los controles necesarios, es preciso tener un conocimiento adecuado y profundo de las mediciones y controles a fin de lograr un diseño sintetizado. Así se pueden lograr plantas de tratamiento bien perfeccionadas fáciles de operar, aseguren mejores productos y menos trabajo.
Una planta de tratamiento nunca satisface en directo la demanda, trabaja constantemente y almacena en caso de que las demandas futuras sean enormes, esto es que el diseño de la planta de Tratamiento de Agua nunca debe ser igual a la demanda actual, sino por el contrario se debe preparar para crecimientos futuros programados, ya sea de capacidad instalada mayor y/o modular.

Depuración del Agua.

Las aguas contaminadas que circular por una red de alcantarillas, las aguas residuales de origen urbano, doméstico e industrial, han de ser dirigidas hacia una estación depuradora de aguas residuales, o planta de depuración, situada aguas abajo del punto contaminante. En la estación depuradora se tratarán las aguas por diversos procesos fisicoquímicos y biológicos, con el objeto de quitarles sus contaminantes, y devolverla a la naturaleza en el mejor estado posible. La mayor parte de las depuradoras tratan las aguas urbanas y domésticas, pero determinados sectores industriales han de tener su propia depuradora con procesos específicos para sus contaminantes, como es el caso de las farmacéuticas y las plantas químicas.
Desde el punto de vista de la depuración del agua se distinguen, por un lado los contaminantes que están en suspensión o flotación y por otro los que están disueltos en el agua. Además, están los contaminantes de origen orgánico y los de origen mineral. También hay que distinguir los contaminantes, que aún siéndolo, son biodegradables, y los que no.
El agua contaminada que llega a una planta pasa por diferentes balsas, canales, cisternas y procesos donde recibe distintos tratamientos. Los primeros tratamientos son los físicos. En las primeras balsas se quitan los elementos flotantes gruesos haciendo pasar el agua por rejillas cada vez más pequeñas. Tras el último tamiz el agua se vierte en una balsa de decantación donde, con el reposo, y por gravedad, los elementos finos que aún están en suspensión se depositan en el fondo.
El agua, ya decantada, pasa entonces a una balsa en la que es tratada con bacterias, que la liberan de gran parte de los contaminantes orgánicos, y parte de los minerales. Esta balsa ha de estar bien oxigenada, por lo que tiene mecanismos que mueven el agua y la airean.
Tras este tratamiento el agua ha de ser decantada de nuevo. Las técnicas en este segundo tratamiento son múltiples: fangos activos, lechos bacterianos, aireación prolongada, biodiscos, etc.
El agua puede recibir un tercer tratamiento, especialmente si se pretende utilizar para otros usos. Se trata de tratamientos físico-químicos que varían dependiendo de para qué se requiera el agua: higienización, para a eliminar virus y gérmenes, cloración, rayos ultravioleta, etc.
El proceso de depuración genera residuos (como los lodos) en los que la concentración de contaminantes es muy alta. El tratamiento de estos residuos requiere de una atención especializada, salvo los obtenidos en los primeros pasos, que es asimilable a las basura urbanas. Los lodos precisan de tratamientos como el espesamiento, la digestión y la deshidratación, para conseguir se que sean asimilables a los residuos sólidos urbanos, puedan se incinerados, o sirvan como abono para la agricultura. Como subproducto se produce metano, que en cantidades suficientes puede ser comercializado.
La instalación y el mantenimiento en buenas condiciones de una depuradora debe de ser una prioridad para todas las poblaciones. Desde tamaños de unos pocos cientos de personas la contaminación de las aguas puede suponer un peligro si se liberan en la naturaleza de manera indiscriminada. Por otro lado, las depuradoras tienen un plazo de vida útil limitado por lo que es necesario ir renovándolas, y planeando su sustitución con suficiente antelación. Normalmente la instalación y conservación de las depuradoras está en manos de los poderes municipales.
avatar
Ayala Muñoz Alexis
503
503

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/09/2011
Edad : 23
Localización : Mi Canton

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.